AutoTao.com

El placer de manejar autos que nos permiten estar presentes en todo momento.

REIKIsoluciones para el Año Nuevo

leave a comment »

Al Volante de la Vida
Ahora que se nos pasó la resaca del año nuevo, es hora de ponerse a trabajar por un año mejor, tanto al volante como fuera de él. Nos servirá para vivir más tiempo y más felices.
©2010 Isaac Hernández
Todo puede comenzar al volante, porque pasamos muchas horas al día sentados dentro del carro. Según Tom Vanderbilt, autor de Traffic, Why We Drive The Way We Do (And What It Says About Us), el estadounidense medio pasa 438 horas al año viajando en carro.
Quizás usted no crea en las resoluciones de año nuevo que se olvidan a la semana de hacerlas. Es normal sentirnos confrontados cuando hacemos una promesa muy grande y acabar abandonándola con una excusa: “En realidad no quería hacer eso”.
El Reiki, una práctica originaria de China y evolucionó en Japón, que se basa en cinco principios que comienzan con “Kyo dake wa” (Sólo por hoy en japonés), puede enseñarnos a enfocarnos en las metas del día a día en lugar de en algo que parezca imposible. Aplicaremos estos cinco principios al volante, para manejar y manejarnos mejor.
Sólo por hoy no me preocuparé. Descansaré bien por la noche para así poder enfocarme mejor en el manejo. Hoy no ahogaré mis penas con alcohol o drogas que puedan poner en peligro esa misma vida o la de los demás. En estos tiempos de crisis es fácil preocuparse, pero lo mejor es ocuparse, aunque sólo sea por hoy. Si no estoy preocupado tendré más facilidad de estar presente al volante, atento a todo lo que me rodea, abierto a nuevos caminos que se abren.
Sólo por hoy no me enfadaré. Me olvidaré del “road rage”. Respiraré profundo y me tranquilizaré, canalizando esa energía en algo positivo. Seré cortés, dejando espacio a los demás carros, cediendo el paso a quien lo necesite (incluyendo a los peatones). No causaré accidentes. Utilizaré los intermitentes, prenderé las luces para que me vean en cuanto esté a punto de ponerse el sol y quitaré las luces largas cuando haya un carro frente a mí para no cegar a su conductor.
Sólo por hoy honraré a mis padres y maestros. Mis padres me dieron vida. Los aceptaré como son, y como no son. No discutiré al volante. Estaré relajado. Respetaré las normas de tráfico y las opiniones de los demás, aunque no esté de acuerdo. Estaré dispuesto a aprender todos los días de mis maestros, y de los niños. Mi hijo me dijo una vez algo así: “Si tu te enfadas con otro conductor, manejarás peor, y eso hará que otro conductor se enfade contigo, y otro se enfadará con él… No te enfades.”
Sólo por hoy me ganaré mi sustento honradamente. Me aplicaré en mi trabajo. No me distraeré mandando mensajes de texto o hablando por el teléfono móvil mientras manejo. Llevaré puesto el cinturón de seguridad. Me enfocaré en mi crecimiento sostenible. Pondré lo mejor de mi mismo, amando lo que hago, aunque sólo sea conducir entre el tráfico al trabajo, agradecido en tener destino y trabajo.
Sólo por hoy mostraré gratitud por todo lo que me rodea. Manifestaré mi agradecimiento con los otros conductores, con mis padres, y con el mundo, por las oportunidades que me ha dado, por el carro que puedo manejar. Agradeceré el poder vivir en este mundo, circulando por estas carreteras, recordando que soy parte del atasco. Lo que le pasa a uno nos pasa a todos.
Feliz Año Nuevo.

Written by Isaac Hernandez

enero 1, 2010 a 7:49 pm

Publicado en automovil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: