AutoTao.com

El placer de manejar autos que nos permiten estar presentes en todo momento.

Carta de Amor a Colombia

leave a comment »

Cuando era joven…, ejem, digamos más joven, soñaba con la idea de
recorrer América y conocer en persona los lugares que me parecían tan
cercanos a través de la literatura de Cortázar, Neruda, Vargas Llosa,
García Márquez, Coelho, Rulfo y tantos otros que liberaron mi
imaginación.
Dejé Madrid, España, para asentarme en Santa Bárbara, California.
Aunque he tenido la fortuna de descubrir muchas bellezas de este
continente, particularmente de México, mis sueños de conocer el
Macondo de Juan Arcadio Buendía quedaron relegados por las
responsabilidades que trae la edad… hasta ahora.
Gracias a una generosa invitación de Chrysler viajé a Colombia, aunque
no a encontrarme con el idealizado Aracataca caribeño, sino a recorrer
la región cafetera del departamento del Quindío, a descubrir el cariño
que sienten los colombianos por sus tradiciones y, en especial, por
uno de los Jeep más emblemáticos: el Willys.
Hoy en día, un Jeep es un vehículo de lujo en Colombia, debido a que
reciben un 35% de aranceles de importación, más un 20% de IVA. Sólo se
venden cerca de 800 unidades al año de las que 120 corresponden al
modelo Wrangler. Sin embargo, a finales de los años cuarenta, miles de
Willys llegaron a Colombia como parte de un programa de ayuda de
Estados Unidos, dejando un profundo legado que aún hoy perdura.
Abordo de un Wrangler Unlimited negro 2008 viajábamos para encontrar
una inesperada pasión por el Jeep o, mejor dicho, ‘Yip’. Un recorrido
por poblaciones como Calarcá, Armenia y la preciosa Salento, nos
permitió ver a los ‘yipaos’ en acción, pues son utilizados en forma
regular como medio de carga y de transporte. También tuvimos la
oportunidad de hablar con entusiastas coleccionistas y restauradores
de estos vehículos; los primeros, verdaderos eruditos del tema y los
otros capaces de reconstruir a golpe de martillo cualquier pieza de la
carrocería.
En todo caso, nada de lo anterior nos pudo preparar para el Desfile
Yipao, una verdadera escena ‘macondiana’ donde un centenar de estos
Jeep, cargados de muebles, animales, gente, frutas o verduras, se
abren camino en cámara lenta en medio de miles de espectadores, bien
sea en cuatro o en dos ruedas.
Ver la gente corriendo delante de los coches ‘picaos’ en dos ruedas
daba miedo. Entonces vinieron a la memoria los Sanfermines de
Pamplona. Las imágenes de Cristo en lo alto de los Willys y la gente
asomada en los balcones de sus casas me recordaron las procesiones de
Semana Santa en Sevilla. El lento caminar de la caravana, con gallinas
colgando de los laterales de los coches, y la gente cantando y
compartiendo historias, risas y aguardiente, me hizo sentir como si
estuviera en la Romería del Rocío, un peregrinaje anual hacia la
ermita del mismo nombre también en Andalucía.
Y es que en Colombia me sentí como en mi propia casa, como en la
España de mi infancia; envuelto en la música (salsa, vallenato y
bambuco) y las frutas tropicales (lulo, maracuyá, guanábana, etc.),
todo se tornaba en una auténtica fiesta para los sentidos.
Y en mis anfitriones de Chrysler Colombia, un grupo de 11 personas con
una media de 28 años de edad, encontré cariño e ilusión por hacer bien
las cosas, y por seguir aumentando las ventas, gracias a grandes
éxitos como el Dodge Journey (fabricado en México), y seguramente
también a la tracción total del Jeep, que les sirve para pasar los
baches de la economía,  aunque a veces, como en el ´Yipao´, elijan
bailar a dos ruedas.

Written by Isaac Hernandez

noviembre 9, 2008 a 1:34 pm

Publicado en automovil

Tagged with , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: